La rehabilitación de viviendas es una de las estrategias de Europa para luchar contra el cambio climático. Sin el acuerdo de las comunidades vecinales no es posible llevar a cabo la rehabilitación. Se perderán entonces las subvenciones de hasta el 80% de la obra, incluso el 100% en entornos vulnerables.

Incorporar a profesionales de Trabajo Social en procesos de rehabilitación favorece el diálogo y la toma de acuerdos en las comunidades, procurando el bienestar de las personas. Esto contribuirá, además, a alcanzar los ODS planteados en la Agenda 2030.

La Bezindalla somos un equipo con experiencia tanto en formar y asesorar a administraciones y empresas, como en acompañar a comunidades vecinales en procesos de rehabilitación. Ofreciendo servicios adaptados a las necesidades de cada una.