Seleccionar página

FORTALECE OLIVER, escuela de ciudadanía viva”, es un proyecto  de intervención comunitaria gestionado por la cooperativa La Bezindalla en convenio con el Ayuntamiento de Zaragoza, cuyo objetivo es “poner las Fortalezas de Oliver al servicio de las necesidades del barrio” haciendo posible que la Red de Embajadas de las Fortalezas de Oliver, surgida el año anterior, se haga fuerte y crezca, para abordar las necesidades de manera colectiva.

La  intervención comunitaria de 2017 y 2018 respondía, entre otras cosas, al diagnóstico de barrio con baja autoestima y la necesidad de mejorar la convivencia. A través del proyecto “Cuéntame Oliver, escuela de ciudadanía viva”, desde La Bezindalla, se trabajaron tres líneas de intervención: poner en valor el pasado de Oliver,  implicar a la población en el presente y  generar conocimiento para el presente y futuro del barrio. A lo largo del proceso de trabajo se identificaron con la población, numerosos logros vecinales conseguidos en el barrio en sus cien años de historia y de ahí se extrajeron  las fortalezas, dando pie a crear “la Red de Embajadas de las Fortalezas de Oliver”. Dicha Red de Fortalezas, la forman 23 proyectos de manera colectiva y 303 personas a título individual. Cada proyecto, asume las doce fortalezas y ha elegido una, con la que más se identifica, para hacerla crecer  haciéndose “embajadores/as” de la misma.

Aquí se pueden ver las 12 fortalezas y el trabajo de donde se extraen https://labezindalla.es/conoce-las-fortalezas-de-oliver/

Intervención en 2019

Como su propio nombre indica, “FORTALECE OLIVER, escuela de ciudadanía viva”,  hace alusión a  “hacer resistente” la Red de Fortalezas, fuerte y sostenible en el tiempo.

Complementando el trabajo de los dos años anteriores y con el objetivo de poner las Fortalezas de Oliver al servicio de necesidades del barrio, facilitaremos que se establezcan vínculos entre los proyectos que forman la Red de Embajadas de las Fortalezas de Oliver, para que a través de acciones colectivas puedan abordar de forma dichas necesidades. Así se posibilita el fortalecimiento colectivo de Oliver y la mejora de la autoestima colectiva del barrio.

Partiendo de los puntos fuertes o fortalezas de cada proyecto, centro, entidad nos preguntamos en qué podemos fortalecer al barrio, no desde lo individual, sino desde el trabajo comunitario, desde la Red creada.

¿Qué? y ¿Cómo?

  • En septiembre realizaremos un “encuentro de trabajo conjunto de toda la Red de Embajadas de las Fortalezas” para programar un calendario común de acciones, individuales y colectivas, que aborden necesidades del barrio desde las fortalezas que tiene Oliver.
  • En otoño se propondrán unos encuentros de reflexión-acción sobre las necesidades sentidas en el barrio. Os informaremos de los encuentros y sus conclusiones.

¿Con quién?

En este proyecto hay muchas personas implicadas en la Red de Embajadas de las Fortalezas de Oliver, todas aquellas que quieran sumarse, son bienvenidas: vecinas, vecinos del barrio y/o profesionales en estrecha relación con él, así como la ciudadanía, de Zaragoza, e incluso de otros lugares interesada en conocer la experiencia.

Seguiremos compartiendo información conforme el proyecto vaya avanzando.